Historia

Pasión por
el afeitado clásico.

España, 1940. Nuestra historia comienza por nuestro fundador Juan Bautista Julián y su pasión por el afeitado clásico. En el inicio, comenzó a producir sus primeras obras maestras en un pequeño taller de trabajo, brochas de afeitar fabricadas de forma artesanal y completamente a mano. Con gran habilidad y precisión y a través de largas horas de trabajo, se fueron perfeccionando las técnicas de elaboración. Se incorporaron a los diseños todo tipo de materiales -maderas, metales, resinas y una gran variedad de fibras y pelo de animales- hasta conseguir un producto extraordinario. Posteriormente, empezó a trabajar con metales de alta resistencia y templado; acero, bronce y aluminio dieron forma a las maquinillas de afeitar. Al tiempo que las barberías tradicionales utilizaban nuestros productos, grandes personalidades de todos los ámbitos le comisionaban por encargo juegos de afeitar exclusivos, creando para ellos piezas únicas y extraordinarias. A través de los años, bajo el estricto y riguroso proceso de selección de materias primas y el cuidado máximo de los detalles, lo que verdaderamente le ha dado el valor a nuestra firma, se comenzó con el desarrollo de excepcionales jabones de afeitar, cremas y aceites para el cuidado de la barba utilizando, para ellos, los métodos más puros e incorporando elementos naturales nunca antes vistos para la elaboración de las fórmulas. Fruto de la colaboración con los más grandes perfumistas, se crearon fragancias y esencias para nuestros productos que transmitieran el carácter y la tradición de la firma, continuando con la filosofía de transformar el arte de nuestro saber hacer en productos de máxima calidad.

El resultado,
la expresión más sublime
del afeitado y cuidado
masculino europeo.

Vielong es hoy un referente en productos para el cuidado personal. Nuestros productos se venden en más de 40 países por todo el mundo, somos una empresa de vanguardia y sofisticación representante de la excelencia en el afeitado masculino y la cosmética.